domingo, 7 de mayo de 2017

Privacidad y seguridad digital

REFLEXIÓN de Juan Corcuera

En la Era digital estamos perdiendo grandes dosis de privacidad de manera voluntaria. Unas veces influenciados por el miedo y la idea de que una constante vigilancia aumenta nuestra salud física. Aunque esto sea así lo que aumenta sobre todo es la salud psicológica pues parece que cuando algo está vigilado el miedo al intrusismo se desvanece. Por otro lado perdemos privacidad en las redes sociales de manera inquietante.
Blog de Matías Ferrari
No juzgo si es bueno o es malo, solamente digo que resulta inquietante leer por ejemplo, en la web “psicologíaymente.net” que una Red social mayoritaria como puede ser Facebook, aparecida en el año 2004, es capaz de saber más sobre una persona que los propios amigos de esa persona.
Esto debería hacernos pensar hasta qué punto podemos estar expuestos a la Sociedad. Con intereses nobles como la solidaridad, el bien común, el conocimiento compartido participamos en algo que sin embargo tiene también intereses menos inofensivos como los comerciales, grupos de presión u otros intereses más oscuros e incluso peligrosos.
Es por esta realidad por la cual se hace necesaria una educación acerca de la privacidad, los riesgos tecnológicos y la seguridad digital. Tal y como dice Susana Lluna en la entrevista que le hace Raquel Andrés sobre su libro Los nativos digitales no existen (Planeta 2017) “nuestros hijos no son superhéroes digitales sino más bien patosos digitales” y en consecuencia es obligación de los educadores, bien de la familia, bien de la educación formal trabajar para que nuestros niños y nuestras niñas sean competentes y seguros en el uso tecnológico.
Pixabay, banco de imágenes libres
Parece que existe, desde algunos sectores de la población, un intento de denostar la tecnología haciendo ver que tiene más inconvenientes y problemática que ventajas  además de estar creando una generación de niños que no saben relacionarse. Esto puede ser cierto o no. Todo depende del prisma con el que miremos. Tal vez no sepan relacionarse a la “antigua usanza”, pero pienso, al ver los patios de los colegios, que esto es una exageración.
Web y artículo interesante en Piscólogos alta

Realmente lo que hay que pensar es que las relaciones sociales han cambiado como ha cambiado la etapa histórica en la que nos encontramos y en consecuencia no podemos buscar una confrontación que rompería el vínculo entre generaciones. Debemos ser conscientes de que esa forma de relación ya es una realidad y en consecuencia debemos educar, está bien que con un punto de vista romántico, hacia esa nueva generación de personas.
Comparto aquí el extracto interesante para la reflexión del blog https://blog.meskio.net de Rubén Poyán. Una persona joven, activa, con aficiones relacionadas con el deporte, con el medio ambiente y evidentemente  experto en tecnología.
“Creci­mos con el Inter­net y en Inter­net. Esto es lo que nos hace dife­ren­tes, lo que hace que la cru­cial, aun­que sor­pren­dente desde su punto de vista, dife­ren­cia: noso­tros no “sur­fea­mos” el Inter­net, para noso­tros no es un “lugar” o “espa­cio vir­tual”. El Inter­net para noso­tros no es algo externo a la reali­dad, sino una parte de ella: una capa invi­si­ble, pero pre­sente cons­tan­te­mente y entre­la­zada con el entorno físico. Noso­tros no usa­mos el Inter­net, vivi­mos en el Inter­net y a tra­vés de... Nos hici­mos ami­gos y enemi­gos en línea, pre­pa­ra­mos apli­ca­ción para la cuna en línea, pla­nea­mos fies­tas y sesio­nes de estu­dio de línea, nos enamo­ra­mos y rom­pi­mos en línea. La web para noso­tros no es una tec­no­lo­gía que tenía­mos que apren­der y que nos las arre­gla­mos para enten­derla. La Web es un pro­ceso para noso­tros, que sucede y se trans­forma con­ti­nua­mente ante nues­tros ojos, con noso­tros y a tra­vés de noso­tros. Las tec­no­lo­gías apa­re­cen y luego se disuel­ven en las peri­fe­rias, los sitios web están cons­truidos, flo­re­cen y luego se van, pero la web sigue, por­que noso­tros somos la Web; noso­tros, comu­ni­cán­do­nos con los otros de una forma que es natu­ral para noso­tros, más intensa y más efi­ciente que nunca antes en la his­to­ria de la humanidad”
Foto del blog Uptdown
De este extracto se revela un hecho evidente sobre la percepción de Internet no como un mundo digital diferente al real sino que se ve Internet, con acierto, como parte fundamental del mundo real a través del cual se realizan todas las funciones sociales y en consecuencia tal y como se les decía antaño a los niños “no hables con desconocidos por la calle ni cojas nada que te de un extraño” debemos actualizar esas premisas al mundo tecnológico para garantizar la seguridad en esas nuevas relaciones vitales no solo de las nuevas generaciones.
Escuela digital. Fundación Telefónica


Pasamos así a exponer algunos de los RIESGOS TECNOLÓGICOS más relevantes:
Riesgos físicos y psicológicos
Supone una realidad que el abuso de tecnología está asociado a una vida sedentaria que se puede relacionar con problemas como el sobrepeso, la obesidad, el estrés o incluso desviaciones posturales tras pasar periodos de tiempo prolongados delante de un ordenador o con la mirada baja hacia la pantalla de un móvil. Por eso se recomienda no hacer sesiones de trabajo estáticas de más de 30-40 minutos y pasado este tiempo levantarse y modificar la postura dando un pequeño paseo por la habitación. También es necesario decir que es más que recomendable practicar actividad física moderada y saludable de manera habitual para contrarrestar las carencias de la vida actualmente asociada a la tecnología. Como decía anteriormente al abuso de tecnología también se asocian problemas psicológicos importantes como el nerviosismo, el estrés, la angustia, el insomnio incluso en ocasiones procesos de carácter depresivo según recoge la Organización Mundial de la Salud (OMS)
Riesgos sociales
Muchas de las actividades tecnológicas son individuales y limitan las relaciones sociales pudiéndose producir situaciones de aislamiento social y pérdida de habilidades. Por otro lado el abuso de las redes sociales y de las amistades virtuales tienden a deshumanizar la vida y a perder el calor del contacto humano necesario entre otras muchas cosas para producir algunas hormonas relacionadas con la felicidad y con el amor como por ejemplo la famosa oxitocina.
Aprendizaje innato
Ya decíamos con anterioridad que los niños son nativos digitales lo que no quiere decir que sean superhéroes digitales sino más bien son patosos digitales y en consecuencia un aprendizaje autodidacta puede suponer riesgos en fallos conceptuales, procedimentales, actitudinales y ponerles en situaciones de riesgo más graves. Además Internet ofrece una cantidad importante de contenidos poco apropiados o incluso no permitidos a menores pero de muy fácil acceso en una navegación libre y sin los correspondientes protocolos de seguridad y filtro. Por eso sobre todo con los niños es importante el acompañamiento en esa toma de contacto y posterior aprendizaje de las competencia digitales de búsqueda, selección, consulta, creación y compartición de contenidos digitales.
El último de los riesgos que vamos a exponer va a coincidir con el último apartado de este punto y por su importancia vital lo vamos a destacar de una manera especial.
Seguridad e imagen digital:
La protección de los menores respecto a los posibles peligros del uso de tecnología, internet y redes sociales es de una importancia suprema y es que, por desgracia, hemos visto en casos expuestos a la opinión pública agresiones de ciberbulling que han derivado en suicidios, quedadas colectivas para desarrollar acciones violentas, agresiones sexuales a menores, captaciones a sectas o grupos terroristas, venta de sustancias ilegales y una lista de delitos importante.
Para desarrollar este punto acudimos a la Brigada de investigación tecnológica de la Policia Nacional que ha elaborado una playlist, en clave de humor, con cinco puntos importantes sobre los que debemos concienciar a nuestros alumnos y alumnas y que expongo de manera literal:
·  Antes segur@ que sencill@: Mantenerse actualizado y poseer un antivirus que evite la entrada de virus o malware en nuestro ordenador. No olvides leer los permisos con los que das acceso a tus programas.
·  Chic para mí: no abras enlaces no identificados que te lleguen por correo electrónico o camuflados de promociones. En muchos casos puede suponer una infección en nuestro equipo. Para evitarlo, acude siempre a fuentes oficiales o incluso busca en Google si existe información al respecto.
·  Puro chantaje: la policía aconseja que cuides tu "identidad digital", es decir, que no subas demasiada información sobre ti a Internet y configures la privacidad de tus redes sociales para evitar chantajes o robo de identidad.
·  En tu WiFi me colé: no dejes que cualquier extraño tenga acceso a tu WiFi, podrían usarla para conseguir contenidos inapropiados o realizar cualquier actividad perjudicial. Si no quieres fisgones, diseña contraseñas robustas, cámbialas cada cierto tiempo y apaga el router si te ausentas unos días. En caso de que estés usando una red pública, evita intercambiar información sensible.
·  Bulería: las redes sociales y las aplicaciones de mensajería instantánea son las principales vías de difusión de noticias falsas y bulos. La mayoría de ellos son anónimos aunque siempre hablen de "fuentes fiables". Detrás de estos mensajes puede haber solo una broma o la intención de crear verdadera alarma social. Es mejor que los ignores y no reenvíes. 
  Para acabar diré que aunque la Tecnología es una herramienta educativa brutal no es la única y no podrá serlo jamás pues lo que se ve en la siguiente imagen jamás se podrá conseguir con tecnología.

Un saludico con mucha Educación ;-)

1 comentario:

  1. Muy interesante.y me parece importante que los niños conozcan los riesgos que hay y hagan buen uso de la red.Y que no deleguemos en ellos nuestra responsabilidad,con el pretexto de que ellos saben más que nosotros.
    Espero que nos sigas instruyendo sobre el tema, tanto a nosotros como a los niños.

    ResponderEliminar